Edificio Fundadores Av. Cra 9 No. 131 A - 02 Linea Gratuita 018000 113033 PBX (571)6489000

Los secretos detrás del Saber 11

Llevas más de 10 años en el colegio estudiando tranquilo; para que a la hora de que llegues a once solo escuches la misma cosa en todo el año: Saber 11, Saber 11 y más Saber 11. Pues el Saber 11 es el último pero el más importante esfuerzo que te clasifica dentro de las competencias de aprendizaje en nuestro país; en resumen es una prueba que mide quién aprendió y quién no.

Pues nosotros hoy te compartimos el remedio para este dolorcito de cabeza que te tiene pensando desde hace mínimo 6 meses.

Y es que estudiar para esa Prueba de Estado no es tarea de un día; aparte de toda la preparación de años y años en el colegio llegas a once y debes hacer un Pre-Icfes y otro montón de clases extra en las que tus profesores pretenden embutirte todo el conocimiento que sea posible.

Porque para los que piensan que estar en once es un paseo; no lo es y menos en las semanas anteriores a este importante examen.

1. El día anterior al Saber 11.

Es clave que en este día descanses; ya aprendiste lo que tenías que aprender, ya memorizaste lo que debías memorizar; es decir: lo que fue, fue.

Te recomendamos dormir muy bien, preparar toda la logística para poder llegar a tu lugar de citación a tiempo, que alistes los implementos que debes llevar (documento de identidad, lápiz mirado #2, borrador y tajalápiz), y te sientas seguro y preparadísimo para el gran día.
Hazle una pequeña terapia a tu mamá para que no te alimente como si fuera tu último día y por si te va a llevar al lugar del examen no te haga pasar osos.

Ya estás más preparado que un Kumis para el examen; prepárate igual para llegar lindo, puntual y lleno de energía a tu lugar de presentación del examen. Alista la ropa que te vas a poner para ahorrar tiempo. Revisa tus alternativas de transporte: bus, Transmilenio, taxi o en el carro de tus papás y también ten en cuenta cuánto te puedes demorar en llegar al lugar de la Prueba.

2. Cuando se llega el día.

 

Llega el día decisivo y te despiertas con un nudo de nervios en el estómago. Por eso te recomendamos que aunque no tengas hambre empieces el día con un desayuno balanceado y que tu mamá no exagere con la cantidad de comida porque debes tener energía para pensar pero no la suficiente como para que estés yendo al baño cada 5 minutos.

Llega a tu lugar y busca el salón que te asignaron según tu nombre y documento de identidad; allá te dirán en dónde sentarte y te harán la entrega de la dichosa prueba. Haz una revisión general de cada pregunta y empieza a responder con calma; no te afanes si algunos terminan antes que tú, tómate el tiempo necesario y seguramente te irá muy bien.

Por último ten en cuenta que estarás todo el día en la Prueba; entonces no te comprometas a otras cosas ese día para que puedas presentar tu examen con calma, lleva plata para el almuerzo y lo más importante es que a pesar de que sea un día importante mantengas la calma y confíes en ti mismo.

¡Mucha suerte muchachos y sáquenla del estadio en las Pruebas Saber 11!