Edificio Fundadores Av. Cra 9 No. 131 A - 02 Linea Gratuita 018000 113033 PBX (571)6489000

Aprende a no desesperarte en tu nueva etapa universitaria

Vas caminando, escuchando tu música favorita y ¡Zaz! de un momento a otro, tus manos empiezan a sudar. Miras a lado y lado, porque sientes que alguien te sigue. Tu corazón empieza a palpitar más rápido. Tu ánimo decae. Tus nervios se alborotan. Te viene a la memoria el ejercicio que no pudiste desarrollar en clase. Se te olvida la letra de la canción… y de repente… ¡boom! Recibes un mensaje vía WhatsApp. Es tu mejor amiga recordándote que la próxima semana inician los parciales del segundo corte. Exhalas… y por fin te sale esa palabrota que tenías atorada…

Sí, en Conectándome con la U, sabemos que cuando se acerca el segundo corte, hay cosas que empiezan a cambiar un poco. Sientes que el tiempo pasa muy rápido y no te alcanza para hacer todo lo que tienes que hacer, notas que tus papás te exigen más, que los profes están insoportables, que no logras entender ni un “pite” de la lectura que te dejaron, que ese trabajo en grupo está como complicado, que el primer corte no fue lo que esperabas y ya llega uno nuevo… ¡#@$&%! Sientes que no puedes soportarlo ni que lograrás obtener los resultados que anhelas.

13 Técnicas y trucos

1. Qué tal si empiezas por elaborar un calendario de estudio. Con un calendario puedes organizar tus objetivos, establecer el tiempo que vas a dedicar al estudio, definir prioridades, las fechas, horas y lugar de los parciales. Con esta herramienta mejora tu concentración, pones en orden las tareas pendientes y se te facilita revisar tus progresos. La recomendación es que lo dividas en jornadas o bloques (mañana – tarde) para que puedas distribuir mejor el tiempo.

2. Crea mapas mentales. Estos facilitan la conexión de ideas y conceptos, te permiten crear esquemas atractivos visualmente que activan tu imaginación, te ayudan a poner en contexto los temas de estudio y a comprender mejor los contenidos.  

3. Define horas de estudio. Así aprovechas tu tiempo. Revisa bien cuándo te sientes más productivo, si en la mañana o en la noche. Para los madrugadores, la luz natural los hace más rendidores; el silencio y la tranquilidad de la noche mejora la concentración de los noctámbulos. Define en qué jornada te va mejor a ti.

4. Saca provecho de tu propio estilo de aprendizaje. Es decir, cómo prefieres y se te hace más fácil aprender. Puede ser que la lectura sea tu fuerte o has comprobado que retienes más información observando o escuchando; revisa si eres más bien teórico o práctico, si prefieres estudiar solo en grupo, tal vez el escuchar música te inspira mientras repasas.  Cuando tienes claro este punto, todo fluye mejor.

5. Pregunta. En lo posible indaga, con suficiente anterioridad, pregunta al profe sobre cuánto tiempo durará el examen, qué tipos de pregunta se plantearán, los puntajes de las preguntas, cómo se divide la prueba, si será práctica o teórica, etc. Esto te ayudará a definir tu metodología de estudio.

6. Explica a otro lo que estudias. Qué tal si por un momento te conviertes en el profe y les explicas a tus padres, hermanos o a tu mejor amigo, todo lo que has aprendido. Sus preguntas e inquietudes te pueden ayudar a construir mejor tus métodos de estudio.   

via GIPHY

7. Estudia inteligentemente. A veces es más importante la estrategia que la cantidad de tiempo que dediques para aprovechar al máximo tu rendimiento.

8. Usa las herramientas disponibles. Esta era digital que te correspondió te facilita el uso de instrumentos como foros online, test virtuales, simulacros o fichas digitales para preparar tus parciales. Lo puedes hacer aprovechando las plataformas virtuales de la U o en espacios gratuitos en la web, que hay cientos.

9. Fragmenta tus sesiones de estudio.  Los conocedores recomiendan dividir en fases de entre 25 y 30 minutos de estudio, en lugar de estudiar 3 – 4 horas consecutivas; pero eso sí, procura hacerlo diariamente.  

10. Descansa. De acuerdo con los especialistas lo ideal es descansar diez minutos por cada hora de estudio.  El descanso también hace referencia a que duermas lo suficiente.

11. Escucha música. Hay estudios que indican que escuchar música ejercita ciertas partes del cerebro que mejoran nuestra atención, estado de ánimo y concentración.

12. Hidrátate. Bebe entre uno o dos litros de agua al día, y deja de lado, por lo menos en los días previos a los parciales, las gaseosas y los energizantes.

13. Elige un lugar y ambiente cómodos y seguros. Sin duda, esto te ayuda a mejorar tu concentración y a retener información, además de evitarte el estrés.  

Y ahora… vuelve a caminar, tranquilo, seguro y, si no incomodas a nadie, tararea más fuerte tu canción.

Relájate que aquí los consejos no terminan, conoce aquí unos buenos tips para sobrevivir en la Universidad.

Solo si tienes el valor suficiente, comparte esta información